Diccionario hipotecario

Conoce el significado de los términos hipotecarios más importantes

    NOTA SIMPLE
  • NOTA SIMPLE

    La nota simple es un documento oficial expedido por el Registro de la Pro-piedad en el que se hace referencia a la situación actual de una finca en particular. En ella se indicarán todas las cargas que posee el inmueble en el momento de la solicitud. También puede ocurrir que el bien se encuentre libre de cargas, situación ideal para una compra-venta.
    ¿Qué incluye la nota simple?

    Información breve y concisa sobre la situación jurídica de una finca: (breve descripción, propietario, cargas existentes, etc)

    Puede solicitarse de forma presencial o a través de correo electrónico en la página web de registradores.

    A día de hoy los datos todavía no están digitalizados para una consulta directa, lo cuál sería ideal y acortaría mucho los tiempos de espera e incertidumbre.

    Importancia de la Nota Simple para hipoteca

    Será fundamental conocer el estado de la finca o bien inmueble en el caso de que vayamos a comprar una vivienda para comprobar:

    • Su situación registral
    • Comprobar que el que dice que nos va a vender el bien, es en realidad su propietario
    • Conocer las cargas reales sobre el bien, etc
  • NOTARIO
  • NOTARIO

    Un notario es aquella persona física que actúa como funcionario público, autorizando y dando fe al contenido de determinados documentos. En el caso de las hipotecas serán los contratos de compra-venta y de préstamo hipotecario.
    Su trabajo consiste en verificar la legalidad de todas las condiciones del contrato. Por otra parte, sus honorarios están regulados por ley.

    Curiosidad: todos los notarios cuentan con acceso directo a los registros de la propiedad a través de Internet.

    Cualquier ciudadano puede escoger el notario a su libre albedrío, siempre y cuando su situación guarde relación con la vivienda en cuestión o con el domicilio del que vende.

  • NOVACIÓN
  • NOVACIÓN

    Es un documento público en el que se modifica por acuerdo entre ambas partes, alguna o varias de las condiciones del préstamo hipotecario formalizado en el pasado.

    ¿Cuándo se recurre a la novación?

    Si por ejemplo pensamos que años atrás hemos firmado una hipoteca con condiciones muy desfavorables con respecto al momento actual, podemos solicitar una renegociación de las condiciones con nuestra entidad financiera o también acudir a una tercera que nos haga una mejor oferta y trasladar nuestro préstamo hipotecario (subrogación)

    ¿Qué se puede renegociar?

    En general cualquier condición que se incluya en la póliza de préstamo hipotecario: tipo de interés, cambio de tipo variable a fijo o viceversa, cambiar el referencial, etc.

La importancia de tener
un asesor de Creditoh!

Solicita un estudio gratuito