SOLICITA TU ESTUDIO GRATUITO
Que es un contrato de arras y que cantidad debes aportar

Actualidad

¿Qué es un contrato de arras o señal?

¿Qué es un contrato de arras o señal?

¿Qué cantidad debemos entregar por adelantado en un contrato de arras?

Un contrato de arras es un acuerdo privado entre el comprador y vendedor de un bien inmueble por el que mediante una señal económica adquieren un compromiso mutuo. Al tratarse de un tipo de contrato privado la ley no exige ningún máximo ni mínimo a entregar pero lo que sí existen son una serie de recomendaciones a tener muy en cuenta antes de pactar un importe.

Paso previo a la compra venta definitiva

La cantidad económica entregada funciona a modo de garantía de tal forma que ambas partes se comprometen a formalizar la operación en un plazo determinado.

El contrato de arras se interpreta como el paso previo a la compraventa definitiva y es el medio más común para sellar el compromiso de buena fe de las partes.

¿Qué cantidad se fija en un contrato de arras?

Como comentamos en los párrafos anteriores al tratarse de un contrato privado no hay ningún compromiso legal a la hora de fijar la cantidad que se entregará en el contrato, sin embargo, si es recomendable seguir unas pautas.

Lo habitual

Lo más común es entregar el 10% del valor de compraventa de la vivienda de tal forma que si el inmueble está valorado en 100.000€ lo que se entregará de adelanto serán 10.000€.

¿En qué casos es recomendable entregar un porcentaje inferior?

En ocasiones desde que se firma el contrato de arras hasta que se formaliza la operación de compraventa en el notario apenas transcurren unas semanas, a veces, menos de un mes por lo que no tiene mucho sentido entregar cono adelanto una cantidad grande como puede ser el 10% del total. En estos casos un 5% del valor de la vivienda por ciento sería suficiente y aceptable.

De la misma manera si la vivienda objeto de transmisión inmobilaria tiene un valor elevado (por encima de los 400.000€), también es aconsejable adelantar un porcentaje situado entre el 5% y el 7%.

La aplicación de este porcentaje sobre el total dará una cifra considerable por lo que es muy improbable que cualquiera de las partes se eche atrás.

¿En qué casos es recomendable entregar un porcentaje superior?

También hay situaciones en las que puede ser recomendable superar el porcentaje de entrega del 10% sobre el total y es en aquellos en los que el tiempo que transcurre dese el contrato de arras hasta la formalización de la compraventa es amplio.

Un ejemplo sería si el comprador debe de vender su inmueble antes de hacer frente a esta adquisición. En este caso podrían transcurrir meses por lo que es habitual ofrecer una cantidad superior con el fin de asegurarse el inmueble.

Penalización por incumplimiento

En caso de que cualquiera de las partes incumpla su compromiso contractual serán penalizados por ley. Si es el comprador el que se echa atrás en la adquisición perderá el derecho a recuperar el importe entregado como adelanto. En el caso que el vendedor decide no vender el inmueble al comprados que figura en el contrato tendrá que devolver lo entregado y además indemnizarle con una parte similar al inicial, es decir, deberá entregarle el doble de lo recibido en el adelanto.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones es importante que revises toda la información antes de formalizar el contrato con el fin de protegerte en caso de incumplimiento. Si deseas saber más sobre las ventajas y peculiaridades del contrario de arras puedes hacerlo aquí.

Suscribirse a la Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.

* Campos obligatorios