SOLICITA TU ESTUDIO GRATUITO

Actualidad

¿Tengo ahorros suficientes para comprar una casa?

¿Tengo ahorros suficientes para comprar una casa?

< Volver a Actualidad

Es posible que tras el fatídico año 2020 estés pensando en buscarte un domicilio para independizarte, mejorar tu calidad de vida o convertirte al fin en el propietario de tu hogar.

En cualquiera de estos casos antes de comenzar la búsqueda de tu vivienda ideal es importante realizar una segmentación adecuada a tu perfil personal y profesional. Esto te llevará directamente a visitar propiedades que se ajustan a tus características con la consiguiente ganancia de tiempo.

¿Es necesario contar con ahorros para conseguir financiación hipotecaria? ¿Cuál es el importe de fondos propios que exigen los bancos para empezar a hablar?

Analiza tu presupuesto

¿Con cuánto dinero cuentas para la compra de tu nuevo hogar? ¿Cuál es el importe máximo de hipoteca que puedes solicitar según tu perfil crediticio? Estas son quizás las dos primeras preguntas sobre las que debes reflexionar antes de acudir a ninguna entidad financiera.

Existen diferentes alternativas para calcular cuál sería tu presupuesto máximo. A día de hoy puedes encontrar en internet múltiples herramientas digitales en las que introduciendo una serie de datos te calculan en tiempo real tu límite superior de endeudamiento.

¿Por qué es importante contar con ahorros para solicitar una hipoteca?

Puedes pensar que si contases con ahorros ya no tendrías la necesidad de acudir a un banco en búsqueda de financiación, por lo que parece una incongruencia que las entidades exijan ahorros a sus clientes para ofrecer un préstamo hipotecario.

La realidad es que en la actualidad si la hipoteca te es concedida, los bancos no ofrecen más del 80% del precio de la vivienda o de su valor de tasación, por lo que no tendrías suficiente montante para adquirirla. Esto significa que el otro 20% restante es el que tú tienes que aportar por tu cuenta.

A mayores debes sumarle un 10% más de gastos que van asociados a la hipoteca como impuestos, tasas, apertura y gestión general del préstamo, en definitiva y haciendo cálculos, debes contar con un 30% del importe total de compra en ahorros.

¿Quiere esto decir que si no tengo ahorros no me concederán la hipoteca?

Es muy probable que así sea, sin embargo, existen otras fórmulas para conseguir que el banco conceda financiación por un porcentaje superior al 80%. Veamos algunas de ellas:

  • Cómprate un piso del banco: como consecuencia del último crack inmobiliario, las entidades financieras cuentan con una gran cantidad de inmuebles en sus activos. Solo en idealista hay actualmente cerca de 30.000 inmuebles de bancos en venta, y la mayoría son casas y pisos, sin embargo,el negocio inmobiliario no es el objetivo primordial de los bancos, por ello ofrecen viviendas a un precio asequible y con mejores condiciones de financiación. Piensa que la entidad financiera es la primera interesada de deshacerse de estos inmuebles por lo que muy probablemente ofrecerá un porcentaje de financiación superior al 80%.
  • Ofrece otro bien inmueble como garantía: Si cuentas con otra propiedad que no esté hipotecada o estés a punto de cubrir su financiación, puedes ofrecérsela al banco como garantía. Es una alternativa en el caso de que poseas patrimonio pero no cash. Si optas por esta opción, debes de tener en cuenta que estás poniendo en riesgo ambos bienes inmuebles, el nuevo por el que se solicitas la hipoteca y también el que aportas como garantía.
  • Consigue un avalista: suelen ser los familiares más cercanos los que se prestan a avalar el préstamo. De esta forma responderán totalmente con su patrimonio ante cualquier impago que puedas realizar. Los bancos no aceptan cualquier perfil como avalista. Deben de tener solvencia y estabilidad económica. Otra opción es la del avalista parcial.Esta figura garantiza una parte del préstamo durante un tiempo limitado de la duración del préstamo.
  • Solicitar un préstamo personal: hay quien solicita un préstamo personal en una entidad para después solicitar en otra un préstamo hipotecario y así poder aportar fondos propios. Puede parecer una buena idea pero si el banco sabe que la procedencia de tus ahorros es un préstamo personal es muy probable que rechace la financiación.
  • Solicita la ayuda de un intermediario hipotecario: esta es sin duda la mejor de las opciones porque estamos hablando de profesionales que conocen el mercado a la perfección y están acostumbrados a tratar y negociar con los bancos para conseguir las mejores condiciones. Además estudiarán tu perfil crediticio para que de antemano conozcas cuáles son tus posibilidades y mejores opciones.

La clave está en saber qué es lo que te puedes permitir y lo que no. Un préstamo hipotecario ocupará una buena parte de tu vida por lo que tomar la mejor decisión requiere reflexión y ponerse en las mejores manos.

En creditoh queremos ayudarte a conseguir la mejor hipoteca del mercado para ti. Solicita aquí tu estudio gratuito.

 

Foto por Portuguese Gravity en Unsplash

Suscribirse a la Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.

* Campos obligatorios
 
Abrir el chat