SOLICITA TU ESTUDIO GRATUITO

Actualidad

Los factores más importantes a la hora de cambiar de hipoteca

Los factores más importantes a la hora de cambiar de hipoteca

< Volver a Actualidad

Mejorar tu hipoteca es posible. Existen diferentes formas de conseguirlo, una de ellas es la subrogación hipotecaria que no es más que cambiar tu préstamo de banco para conseguir mejores condiciones. ¿Te gustaría reducir cuota, tipo de interés o plazo de amortización?. Te contamos cómo hacerlo.

Subrogación: ¿Qué te gustaría cambiar de tu hipoteca?

La subrogación es cambiar el préstamo hipotecario de tu entidad financiera a otra que te ofrezca mejores condiciones que impliquen ahorro. Subrogar una hipoteca no significa contratar un préstamo hipotecario nuevo con nuevas condiciones. La subrogación implica mantener la misma financiación pero mejorando uno o varios aspectos de la misma.

Tampoco debemos confundirla con la novación que consiste en sentarse de nuevo con tu banco para renegociar ciertas condiciones que a día de hoy pueden estar fuera de mercado. Piensa que una hipoteca suele durar más de una década por lo que los mercados pueden cambiar y mucho, convirtiendo en abusivas ciertas cláusulas que en su día eran lo común.

También existe la posibilidad de cancelar el préstamo hipotecario para solicitar otro nuevo con condiciones totalmente renovadas. En este caso hay que hacer cálculos para calcular si las comisiones de cancelación y registro merecen la pena como para extinguir el préstamo.

¿Qué condiciones podemos mejorar en tu subrogación hipotecaria?

No todo está permitido y si bien hay varias condiciones susceptibles de mejora también existe una ley que impone límites a la subrogación.

¿Qué podemos entonces mejorar en tu hipoteca mediante la subrogación?

  • El plazo de amortización: Podremos solicitar una ampliación o reducción en la vida útil de tu hipoteca. Esto se traduce en que por ejemplo puedes pagar tu préstamo en más años de los acordados inicialmente.
  • Las comisiones: Podemos negociar las comisiones actuales de tu préstamo para que jueguen a tu favor. Conseguimos que la nueva entidad te ofrezca comisiones más bajas, al igual que una reducción en los productos vinculados a la hipoteca.
  • El tipo de interés: Si a día de hoy el tipo de interés que pagas se ha quedado obsoleto con respecto a las condiciones del mercado, podemos negociar con la nueva entidad un tipo de interés más actualizado que reduzca considerablemente el precio de tu hipoteca y por supuesto tu cuota mensual.
  • Además, podemos negociar también la transformación de tu hipoteca a tipo variable en otra a tipo fijo, o viceversa.
  • Otras condiciones: si tienes cláusulas que consideras abusivas, o que te suponen un perjuicio, como la divisa, el índice de referencia o la cláusula suelo también podremos conseguir cambiarlas en el nuevo banco.

¿Quieres que uno de nuestros expertos hipotecarios te realice un estudio gratuito?

En Creditoh nos hacemos cargo de todo.

  • Analizamos tu caso particular y te ponemos en contacto con las mejores entidades financieras.
  • Revisamos todas tus obligaciones de vinculación con el fin de ofrecerte el mejor ahorro en las nuevas condiciones.
  • Olvídate de la burocracia documentaria. Realizamos todos los trámites por ti.
  • Te acompañamos y resolvemos tus dudas a lo largo de todo el proceso.

¿Todavía no conoces nuestro simulador hipotecario? Puedes conocer aquí todas sus ventajas y comenzar a utilizarlo. Solicita tu estudio gratuito.

Foto por Nick Fewings en Unsplash

Suscribirse a la Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.

* Campos obligatorios
 
Abrir el chat