¿Conoces los gastos asociados a la compra de una vivienda? Te los contamos

Si te has decidido a comprar una vivienda muy probablemente estés también “echando cuentas” de los diferentes tipos de gastos que vas a tener que soportar y es que es muy usual cometer el error de pensar en el precio de compra del inmueble como único coste, pero la realidad es que existen muchos más asociados a esta operación.

Como dato importante, la cantidad a la que ascienden estos gastos suele suponer algo más del 10% del valor del inmueble.

Tipos de gastos asociados a la compra de una vivienda

Antes de comenzar a enumerarlos, es importante diferenciar si la vivienda que queremos adquirir es nueva o de segunda mano.

Compra de vivienda nueva

Se considera vivienda nueva aquella que se compra directamente al promotor o propietario en el caso de que no hayan transcurrido más de dos años desde su finalización.
Aunque seamos tan afortunados de contar con el importe en efectivo para formalizar la compra sin tener que acudir a ninguna entidad financiera, aún así tendremos que asumir los siguientes costes:

Gastos asociados…

IVA
Será necesario abonar el IVA correspondiente que ronda aproximadamente un 10% sobre el precio de la vivienda

Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD)
Este es un tipo de impuesto comunitario que oscila en función de la autonomía en la que adquiramos el bien inmueble. Su valor suele estar entre el 0,5% y el 1,5% del precio de compra-venta.

Gastos de Notaría
Aunque las tarifas de estos profesionales oscilan en función del notario al que acudamos, es importante saber que no supondrá una diferencia importante el acudir a uno u otro despacho ya que la ley fija unos honorarios por aranceles según el servicio que se preste y el importe de la compra-venta. Por poner un ejemplo, si el precio de la vivienda es de 120.000€, el coste del notario puede ascender a unos 400€.

Registro de la Propiedad
Hay que matizar que la ley no obliga a inscribir el contrato de compraventa en el registro de la propiedad, sin embargo es muy recomendable hacerlo por la garantía jurídica que supone para el comprador. El coste depende en función de la propiedad, su situación, y otra serie de factores. En cualquier caso se apelarán los aranceles fijados por la ley.

Compra de vivienda de segunda mano

A excepción del IVA que al ser inmueble de segunda mano no hay que abonarlo, el resto de gastos son exactamente iguales a los de vivienda nueva. Sin embargo, existe otro impuesto que sí afecta a este tipo de bienes inmuebles y es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) que también oscila en función de la Comunidad Autónoma que nos encontremos.

Para que nos hagamos una idea, en España, el porcentaje está en un 8% sobre el valor de la compraventa. Las Comunidades más caras son Galicia y Cataluña siendo el País Vasco la más económica.

¿Y si necesito pedir una hipoteca?

Si no te encuentras en el escaso grupo de afortunados que cuentan con el suficiente dinero en efectivo para pagar la compra de la vivienda, seguramente te estarás planteando pedir una hipoteca, con lo que además de los gastos anteriormente mencionados, habrá que añadirle los propios gastos de la operación hipotecaria.

Gastos asociados a una operación hipotecaria

La Tasación de la vivienda

En el caso de tener que solicitar un préstamo hipotecario, tasar la vivienda objeto de compra por un profesional del sector es un requisito imprescindible para la concesión de la operación. Además, este será un paso crucial ya que el importe concedido oscilará en función del resultado de la tasación.

La tasación es la valoración que el inmueble que se quiere hipotecar tiene en el mercado en ese momento de tiempo, tiene efecto jurídico y será determinante para conocer el porcentaje de financiación que será concedido por el banco.

Los criterios que utilizan las empresas de tasación para hacer esta valoración son múltiples: la situación exacta del inmueble, su entorno, la calidad de los materiales de construcción, si tienes anexos tipo garaje, trastero, el número de dormitorios, ascensores..etc.

Para hacernos una idea, el precio aproximado de un servicio de tasación ronda los 300€.

Incremento de gastos de notaría y registro

Si hablamos de préstamo hipotecario, estos gastos se duplican ya que aunque la compraventa y la hipoteca son dos operaciones íntimamente ligadas, a efectos legales son diferentes, por ello habrá que pagar por las dos.

Servicios de Gestoría

Si nos nos gustan los trámites o no disponemos de tiempo suficiente para realizarlos, siempre existe la opción de contratar los servicios de una gestoría que se encargue de hacer los abonos correspondientes a Hacienda y tramitar la documentación en el Registro.

A todos estos gastos que ocurren en el momento de la firma, hay que añadirle el coste que soportamos todos los meses con la cuota hipotecaria que incluye el tipo de interés pactado además de gastos bancarios como el de apertura, estudio, amortización anticipada…etc.

El equipo de Creditoh! estará encantado de ayudarte y asesorarte en tan compleja tarea aclarando todas tus dudas además de conseguir el mejor precio posible.

 

Diana Pardo

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio