¿Cómo combinar ahorro e inversión en la compra de tu vivienda?

Si uno de los objetivos de tu lista para este 2018 es la compra de tu nuevo hogar, serán muchas las dudas y preocupaciones que te asalten antes de tomar la decisión final.

 

Pocos son los afortunados que no necesitan solicitar financiación para la compra de su vivienda, la mayoría de los mortales necesitamos hacerlo.

 

La óptima combinación de ahorro e inversión en una operación de compra-venta, se convierte en un factor clave.

 

¿Cómo realizar una buena inversión en vivienda consiguiendo el máximo ahorro durante y después de la compra?

 

En este post os mostramos aspectos relevantes que debe cumplir un inmueble para considerarse una buena inversión, así como algunos consejos que os ayudarán a ahorrar costes en la operación.

 

¿Empezamos?

1- Planificación y personalización de tu Hipoteca

 

Antes de lanzarnos de lleno a la compra, necesitamos obtener financiación y para ello es importante conocer el amplio abanico de ofertas que existen en ese momento en el mercado.

 

Podemos hacerlo de forma individual, lo cual implicará una gran inversión de tiempo y paciencia, o de la mano de un asesor financiero profesional que nos simplificará el proceso, estudiando nuestro perfil y mostrándonos las mejores alternativas de hipotecas en función de nuestras propias características.

 

Por un lado planificaremos nuestra hipoteca conociendo toda la oferta actual y eligiendo aquella que más se adapte a nuestras necesidades.

 

Por ejemplo…

 

Muchos expertos coinciden en que aunque es cierto que las hipotecas a tipo de interés fijo están creciendo a un ritmo importante, aún estamos en un buen momento para referenciar nuestro préstamo al Euribor debido a su bajos valores.

 

Otra buena alternativa sería escoger una Hipoteca a tipo mixto aprovechándonos de la caída del Euribor los dos primeros años para convertirla después en un tipo fijo y crear cuotas estables en el tiempo.

 

En Créditoh analizamos tu caso particular para darte la mejor respuesta.

 

2- Elige bien tu nuevo hogar

 

Puedes pensar que has encontrado el que será tu nuevo hogar pero ¿te has fijado en aspectos como?:

 

  • La orientación de esa vivienda
  • Los acabados y materiales empleados
  • Sistemas de suministro energéticos
  • Aislamientos de puertas y ventanas

…etc.

 

En definitiva, superficie, espacio y distribución, tres aspectos clave que determinarán el tipo de ahorro e inversión.

 

Por ejemplo…

 

Una vivienda que no esté bien orientada, implicará más gastos de luz, calefacción o refrigeración.

 

Será muy importante estudiar la calificación energética de la vivienda ya que se traducirá en ahorro.

 

3- Fíjate en el entorno

 

Tan importante es estudiar el interior de la vivienda como el exterior, es decir, su entorno.

 

Fíjate en :

 

  • Las comunicaciones: ¿Cuenta el entorno de la vivienda con un buen sistema de comunicación y transporte público

 

  • Zonas Verdes: Cada vez más, tendemos a buscar un hogar en zonas tranquilas donde podamos desconectar del estrés del día a día, por lo que la existencia de zonas verdes, parques, jardines, áreas de ocio, resulta fundamental en la decisión de compra final.
  • Centro de salud y educativo: Si elegimos vivir apartados de la urbe ¿Cuenta el lugar con un centro de salud cercano así como con opciones de educación?
  • Zona Comercial: También la parte más comercial es importante en nuestra decisión.

 

Es recomendable hacer un estudio acerca de las zonas más modernas y dinámicas de la ciudad antes de comprar, de esta forma aunque pasen los años nuestra vivienda seguirá revalorizada y nos resultará más fácil venderla en el caso de que fuera necesario.

 

4-¿Vivienda a estrenar o de segunda mano?

 

También esta es una decisión importante en la elección de nuestro hogar.

Ambas opciones tienen pros y contras.

 

Si apostamos por una vivienda de nueva construcción, es posible que tengamos que dirigirnos a las afueras de la urbe o barrios en pleno crecimiento. Si optamos por viviendas de segunda mano, podremos quedarnos por el centro con la posibilidad de una reforma posterior.

 

5- Busca defectos

 

Aunque ya estés prácticamente convencido de que tu búsqueda ha terminado y estás a un paso de la compra definitiva, pon tu atención en todos los posible defectos de la vivienda: grietas, humedades, defectos en la madera, etc.

 

Todos estos “detalles” supondrán un gasto futuro.

 

Fundamental también consultar en el registro el estado de la vivienda (libre de cargas) a través de la solicitud de una nota simple.

 

¿Tenías en cuenta estos consejos en la búsqueda de tu vivienda?

¿Hay algún otro que te haya servido que puedas compartir en el Blog?

 

Desde el equipo de Créditoh! estaremos encantados de ayudarte en tu decisión.

 

Diana Pardo

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio