Amortizar Hipoteca, ¿Qué es mejor, reducir cuota o plazo?

Si formas parte de la gran cantidad de personas que en nuestro país tiene una hipoteca, seguramente habrás pensado en la posibilidad de amortizar la deuda de forma anticipada no teniendo que llegar al final de su plazo.

 

Y es que cuando formalizamos una hipoteca con un horizonte temporal de 30 o 40 años, el futuro se vuelve realmente incierto.

 

¿En qué consiste la amortización de una hipoteca? ¿Qué opciones tenemos para hacerlo? ¿Nos conviene más ahorrar en cuota o en tiempo?

 

Amortizar Hipoteca ¿Qué es y como hacerlo?

 

Cuando firmamos una Hipoteca con una entidad financiera, adquirimos un compromiso con el banco que consiste en devolverles el dinero prestado para la compra de nuestra casa en un plazo y cuotas determinadas.

 

El número de años que tardemos en devolver la totalidad del importe prestado se conoce como plazo de amortización de hipoteca.

 

 

¿Amortización Total o Parcial de Hipoteca?

 

Existen las dos opciones.

 

La amortización total implica cancelar la hipoteca en su totalidad antes de finalizar el plazo pactado para su devolución. Esta opción sin duda es la mejor, pero son muy pocos los afortunados que pueden llevarla a cabo.

 

La amortización parcial, significa devolver una parte de la deuda pendiente o bien acortando el plazo del préstamo hipotecario o bien reduciendo el importe de la cuota a pagar cada mes.

 

En ambas opciones, en función de las condiciones firmadas, los bancos pueden cobrar a los clientes una penalización por amortizar anticipadamente.

 

 

¿Por qué lo hacen?

 

Para compensar el tipo de interés que dejaran de ingresar.

 

¿Qué es lo ideal?

 

Formalizar un préstamo hipotecario en el que la comisión de amortización anticipada sea igual a cero, es decir, no exista y seamos libres para ir adelantando dinero a medida que vayamos teniendo inyecciones de liquidez.

 

Por ley, esta comisión de amortización anticipada no puede superar el 0,5 % del capital reembolsado si se produce el adelanto en los cinco primeros años del plazo ni del 0,25 % si se lleva a cabo a partir del sexto año.

 

Amortización Parcial : ¿Reduzco Plazo o Cuota?

 

Reducción de Cuota

 

Consiste en rebajar el importe que pagamos cada mes al banco de nuestra cuota hipotecaria.

 

Ventaja

 

Ganamos liquidez mensual ya que al reducir le importe disponemos de más dinero líquido.

 

Desventaja

 

El plazo de amortización del préstamo hipotecario se mantiene por lo que no reducimos gastos en intereses.

 

Reduccción de Plazo

 

Consiste en reducir el plazo de amortización de la Hipoteca de tal forma que si la habíamos formalizado a X años, el plazo se reduzca a X – la parte adelantada. Por ejemplo pasar de un plazo de hipoteca de 25 a 22 años.

 

Ventaja

 

Reducimos le tiempo de devolución del importe prestado por el banco, esto se traduce en un menor pago de intereses

 

Desventaja

 

La cuota mensual seguirá siendo la misma, por lo que el desembolso no cambiará.

 

¿Cómo elegir la mejor opción?

 

Poniéndonos en el caso de que no tengamos que pagar ninguna comisión cada vez que queramos amortizar una parte de dinero a nuestra hipoteca, la solución más rentable será reducir plazo. De esta forma obtendremos un importante ahorro en intereses y además reducimos el tiempo de endeudamiento.

 

Pero también hay que tener en cuanta otros factores…

 

  • Ingresos mensuales disponibles
  • Posibles situaciones de desempleo o modificaciones laborales
  • El ratio del riesgo
  • Capacidad de ahorro

 

…etc.

 

Siempre será aconsejable analizar bien nuestra situación personal y en función de nuestras prioridades elegir una u otra.

 

¿Te ha parecido útil este post? ¿Te hemos ayudado a aclarar tus dudas?

 

Si tienes dudas nuestros asesores pueden ayudarte.

 

Diana Pardo

 

 

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio