¿Es posible obtener una Hipoteca tras la edad de jubilación?

Si te encuentras cerca de la edad de jubilación o ya estás inmerso en ella, seguramente un nuevo periodo en tu vida haya comenzado. Atrás quedaron los horarios estrictos o las vacaciones contadas. Ha llegado el momento de disfrutar y dedicar tu tiempo a lo que mas te apetezca.

¿Te gustaría pasar más tiempo en la costa o en la montaña? ¿Mudarte a una zona de mejores condiciones climatológicas?
Si es así, la mejor opción es comprar una nueva vivienda. No te preocupes por la financiación, conseguir una hipoteca en la edad de jubilación es posible, lo único que debes conocer son las condiciones.

¿Cuáles son las condiciones Hipotecarias en la edad de jubilación?

1-Apuesta por el corto plazo

Lo ideal si habéis decidido solicitar una hipoteca en esta etapa de vuestra vida, es no endeudarse más allá de los10 años de duración hipotecaria. En el caso de que os hayas jubilado antes de la edad reglamentaria (65 años), podría ampliarse este plazo hasta 15 años.

De cualquier forma, hay un aspecto importante a tener en cuenta:

Las entidades bancarias exigen que ninguno de los firmantes de la hipoteca supere los 75 años de edad al finalizar el pago.

2- Vende o alquila tu vivienda habitual

Lo más probable es que llegado este momento, la vivienda habitual en la que se ha residido todos estos años ya esté pagada al 100%, es decir, se encuentre en propiedad al 100%.

De ser así, lo más recomendable es comenzar a sacarle rentablidad. Pensemos que si vamos a residir en otro lugar la mayor parte del año o de los próximos años, puede servirnos de apoyo económico tanto para la obtención de la hipoteca y también para disfrutar de una mayor calidad de vida.

 

3- Aporta Fondos Propios

Si estás convencido de llevar a cabo el paso anterior, podrás disponer de fondos propios suficientes para aportar a la compra de tu nuevo hogar. Este aspecto será muy valorado por las entidades financieras que concederán un menor porcentaje de deuda.

¿Cuál sería la combinación ideal?

Un 50% de fondos propios, junto con un 50% de préstamo hipotecario.

4- La estabilidad de tus ingresos suman

Los analistas financieros cuando valoran el perfil de riesgo de un posible cliente y su capacidad de reembolso, centran su atención en el volumen de ingresos percibidos y su estabilidad.

Si estás jubilado, esto ya no será un problema, ya que el abono de la pensión mensual es prácticamente un hecho asegurado. Aprovecha esta situación para conseguir la financiación que necesites.

5- Paga menos intereses

En las hipotecas a largo plazo, 25 o 30 años, los primeros años de cuota, lo que se paga es fundamente la parte de intereses, dándose en los últimos años la amortización del capital.

En una hipoteca a 10 años, la amortización del capital se dará desde el principio pagándose una menor cantidad de intereses.

6- ¿Te has pre-jubilado? Aprovecha esta situación

Los perfiles de per-jubilación suelen encontrarse entre los 55 y 65 años de edad. Suelen ser personas que han trabajado en importantes compañías o funcionarios con un alto nivel de pensiones, por lo que se convierten en clientes muy atractivos para los bancos.

Hoy día la esperanza de vida en nuestra sociedad crece a pasos agigantados, por lo que la jubilación se convierte en la etapa ideal para cumplir todos tus proyectos y disfrutar de la vida al 100%.

¿Necesitas asesoramiento? En Creditoh.com te asesoramos a que consigas tu hipoteca.

 

Diana Pardo

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio