Documentación necesaria para solicitar una hipoteca

Cuando nos planteamos comprar una vivienda, además de los números lógicos que tenemos que hacer antes de acudir a cualquier entidad financiera, otra de las tareas importantes es tener preparada y al día la documentación que cualquier banco seguro nos pedirá para poder realizar el estudio de la operación.

Estamos hablando de burocracia bancaria, que por lo general suele ser lenta pero necesaria y cuánto más rápidos seamos recopilando la documentación requerida, antes pondremos en marcha todo el proceso.

Analicemos pues la documentación necesaria para una hipoteca

Algunos pueden estar preguntándose por qué las entidades financieras solicitan tal cantidad de información y documentación para decirnos si nos van a conceder o no el préstamo hipotecario. Pensemos que por muy solventes que nos consideremos, seguramente nuestro punto de vista sea bastante distinto al criterio utilizado por el Banco para aceptar o rechazar la operación.

Teniendo esto en cuenta, la documentación necesaria puede segmentarse según 4 aspectos:

 

1- Documentación general

2- Documentación relativa a ingresos

3- Documentación relativa a deudas adquiridas

4- Documentación que aporte garantías

 

Empecemos por la Documentación General…

  • Documento identificativo DNI, pasaporte, NIE…etc. Es importante comprobar que estén en vigor y fecha.
  • LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos). Todas las entidades financieras para incluir nuestros datos en sus sistemas y poder solicitar informes de morosidad tipo Cirbe o ASNEF, necesitan que los solicitantes firmen la autorización correspondiente.
  • Documentación unidad familiar. En el caso de estar casados en separación de bienes, será necesario aportar las capitulaciones matrimoniales. Si ha habido un divorcio, nos pedirán la sentencia junto con el convenio regulador con el fin de comprobar si estamos obligados a pagar alguna pensión alimenticia o compensatoria al ex-cónyuge.

 

Documentación Relativa a Ingresos

  • Vida Laboral reciente de todas las personas que serán titulares del préstamo hipotecario.

Con esta información, la entidad podrá comprobar diferentes aspectos importantes a la hora de conceder la operación, como cuantos años de vida activa llevamos acumulados, si hemos tenido ocupaciones estables en las diferentes empresas en las que hayamos trabajado, períodos de desempleo si los hubiese, tipos de contratos…etc.

  • Declaraciones de la Renta del último año de los titulares del préstamo. A través de la declaración de la renta además de comprobar nuestro nivel de ingresos anual, también se obtienen otro tipo de datos como por ejemplo si tenemos alguna otra vivienda en propiedad, personas a nuestro cargo…etc.
  • Extractos de cuentas corrientes y de ahorro del último año. Esta información les sirve para comprobar si tenemos otro tipo de préstamos con otras entidades, ver nuestros saldos medios y si somos asiduos a descubiertos.

 

En el caso de trabajar por cuenta ajena…

  • 3 últimas nóminas de cada uno de los titulares de la hipoteca.  Se comprueba si se recibe algún tipo de suplemento como dietas, transporte, parte variable…etc, aunque algunas entidades estos valores no los tienen en cuenta para calcular la capacidad de reembolso debido a su inestabilidad.
  • Contrato de trabajo actual de los titulares. Aquí se revisan las condiciones del contrato.

 

En el caso de ser trabajador por cuenta propia…

  • Declaraciones trimestrales del IVA (del último año)
  • Declaraciones trimestrales del IRPF

 

Documentación relativa al endeudamiento

  • Entre 2 y 5 últimos recibos de todas las deudas adquiridas con el fin de comprobar su pago en fecha, si en los mismos no aparece el capital pendiente debemos aportar la tabla de amortización del préstamo.

 

Documentación relativa a garantías

En este caso tenemos que diferenciar las garantías reales de las dinerarias.

En cuanto a las garantías reales:

  • Hace referencia al resto de propiedades y patrimonio que tengamos. Deberemos aportar las escrituras de compra-venta o nota registral, recibos de contribución al día y cualquier otro documento del bien en cuestión que el banco considere necesario para su valoración.

En algunas ocasiones, una de las condiciones para la concesión del préstamo es contar con algún depósito dinerario como garantía que demuestre liquidez en caso de impago.

Si estás a punto de solicitar un préstamo hipotecario, nuestros asesores te guiarán acerca de todo el proceso documental. Solicita un estudio gratuito en Creditoh!

 

Diana Pardo

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio