¿Cuál es el plazo ideal para una hipoteca?

Una vez nos hemos decidido a comprar una vivienda y estamos dispuestos a solicitar financiación para conseguir el préstamo hipotecario, uno de los factores que más preocupan y con el que hasta hace poco más se ha negociado ha sido el tiempo. ¿Por cuántos años debo hipotecarme?

Con la nueva reforma de la Ley Hipotecaria se establece un límite máximo de 30 años de endeudamiento, pero debemos ser conscientes de que en nuestro país, se han firmado operaciones hipotecarias de hasta 50 años de duración.

La mayor parte de las entidades financieras intentaban y lo siguen haciendo, convencer al cliente de la ventaja de aplazar el préstamo en el tiempo lo máximo posible con la finalidad de reducir la cuota mensual a pagar ¿pero es esto del todo cierto?

Pues si la Ley hipotecaria ha decidido reducir estos tiempos a 30 años seguramente no sea tan bueno como nos venden.

Asesoramiento Profesional, la clave de una buena hipoteca

Antes de lanzarnos a visitar el listado completo de las entidades bancarias que pueden concedernos una hipoteca, es fundamental analizar cada caso particular y dejarse asesorar por expertos en el sector.

La mayor parte de los economistas, recomiendan que el tiempo de nuestra hipoteca no debe de traspasar la barrera de los 20 años. Veamos entonces los motivos más relevantes.

No hipoteques el 75% de tu vida

Con un préstamo hipotecario a 40 años de plazo suponiendo que lo solicites con 30, estás hipotecándote más allá de la jubilación, algo nada recomendable.

 

El sistema francés favorece el medio plazo

El sistema francés de amortización de préstamos que es el que se utiliza en nuestro país, no ofrece ninguna ventaja que compense una vez pasados los 20 primeros años de hipoteca.

Esto quiere decir, que una vez transcurrido este tiempo, la proporción de reducción en la cuota mensual es cada vez más pequeña, hasta el punto de dejar de ser rentable.

Pongamos un ejemplo…

Imaginemos que hemos solicitado un préstamo de 150.000€ al 3,5% TAE. Veamos la diferencia en plazos…

10 años…..Cuota: 1.483,29€
20 años…..Cuota: 869,94€
30 años…..Cuota: 673,57€

Así observamos que la diferencia de firmar nuestro préstamo de 10 a 20 años, es un ahorro mensual de aproximadamente 613€. Desde luego este importe justifica con creces el hecho de duplicar de 10 a 20 años el plazo de nuestra hipoteca, sin embargo ¿qué ocurre pasado este tiempo?

Si en lugar de 20 años ampliamos nuestro plazo a 30, la reducción del ahorro es considerable, ya que implica tan solo 196€ cada mes. Esta cifra no es para nada proporcional a la anterior.

¿Cuántos intereses pagamos al Banco?

Siguiendo con el ejemplo anterior…

10 años…..pago de intereses: 177.994,56€
20 años…..pago de intereses: 208.785,50€
30 años…..pago de intereses: 242.484,13€

Si nos hipotecamos por 20 años en lugar de 10, estaremos pagándole al banco unos intereses de aproximadamente 30.700 euros, pero por otro lado se nos rebaja la cuota en 613€ al mes, por ello puede seguir resultando interesante optar por esta opción.

Pero cuando pasamos de 20 a 30 años, el importe de intereses que pagamos asciende a 33.000€ a mayores por una rebaja de 196€ mensuales. Desde luego ya no estamos hablando de las mismas cifras ni compensación.
Imaginemos que pasaría si en lugar de 30 incrementamos el plazo a 40 años. El resultado sería desorbitado.

¿Qué ocurre si no podemos afrontar la cuota que resulta de firmar nuestra hipoteca a 20 años?

Nuestros asesores de Creditoh! recomendarán lo mejor en cada caso concreto pero una buena alternativa podría ser esperar un tiempo prudente para conseguir los ahorros suficientes para poder afrontarla. En cualquier caso siempre será mejor hipotecarse a 23 años que a 27. Y aunque las entidades bancarias suelen ofrecer números redondos, lo cierto es que es posible firmar operaciones de préstamo a cualquier cifra anual.

 

Diana Pardo

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio