SOLICITA TU ESTUDIO GRATUITO
multiplica tus ahorros invierte bien

Actualidad

¿Cómo multiplicar los rendimientos de mis ahorros?

¿Cómo multiplicar los rendimientos de mis ahorros?

Te enseñamos como multiplicar tus ahorros y mejorar su rendimiento.

El hábito del ahorro sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro país y según las últimas encuestas la mayoría de los españoles seguimos suspendiendo en esta materia.

Lo cierto es que nunca es tarde para ahorrar y no existe una edad determinada para empezar a hacerlo, aunque cuanto antes comencemos más pronto veremos los resultados.

Dentro de las diferentes técnicas para ahorrar existen algunas más efectivas que otras y que pueden llevarnos a multiplicar el efecto de nuestro esfuerzo y por lo tanto a multiplicar tus ahorros. Las analizamos en este post.

 

La clave para ganar dinero es poner al tiempo de nuestro lado

Esto quiere decir que cuanto antes nos animemos a aportar una cantidad mensual a nuestra hucha, mayor horizonte temporal tendremos para que los ahorros hagan su trabajo.

Según las estadísticas los españoles comenzamos a dar importancia a los ahorros y tomar acción en esta materia diez años antes de nuestra jubilación. Si logramos comenzar antes, el esfuerzo y sacrificio será menor y los resultados mucho mayores.

Una de las técnicas efectivas de ahorro es fijarse una cantidad mensual realista y dentro de nuestra capacidad económica y asumir este acto de ahorro como si fuera un recibo mensual, de tal forma que si o si hay que pagarlo.

 

¿Cómo invertir nuestros ahorros para conseguir el mejor retorno?

Una vez que hemos conseguido incorporar a nuestra vida el hábito de ahorrar el siguiente paso es invertir nuestro capital para ponerlos a trabajar y conseguir el mejor retorno.

Para ello podemos utilizar diferentes técnicas.

 

Interés simple vs interés compuesto ¿Cuál es la diferencia?

Albert Einstein dijo en su día que la fuerza más poderosa del universo era el interés compuesto y desde luego llevaba mucha razón ya que su impacto sobre el ahorro invertido es espectacular.

Para ver claramente la diferencia lo mejor es hacerlo a través de un ejemplo.

Imaginemos que contamos con un ahorro de 10.000€ y lo vamos a invertir durante veinte años en un producto de renta variable como un fondo o un plan de pensiones. Supongamos ahora que su rentabilidad media es de un 10% anual.

 

¿Cuáles serian los rendimientos obtenidos si aplicamos la teoría del interés simple?

Si invertimos 10.000€ a un tipo de interés medio de un 10% obtendremos cada año 1.000€ de retorno. Si lo multiplicamos por 20 años que es lo que durará nuestra inversión el resultado final serán 20.000€.

Imaginemos ahora que aplicamos la teoría del interés compuesto. Esta nos dice que cada año que tengamos retorno (1.000€) en lugar de retirarlo lo sumemos al capital principal. De esta forma el primer año obtendríamos 1.000€ que sumados a los 10.000€ harían un capital total de 11.000€ el cual seguiría el mismo curso de inversión para el siguiente año. Una vez finalizado el retorno habrá sido no ya de 1.000€ sino de 1.100€ que sumados al capital inicial da un total de: 10.000€ + 1.000 + 1.100€ =12.100€ y así sucesivamente.

¿Qué ocurrirá al final de los veinte años? Pues que siguiendo este esquema habremos acumulado 67.200€, una cifra que no tiene nada que ver con la que nos ofrecía el interés simple. 

Es verdad que en productos de renta variable como los fondos o planes de pensiones es posible perder y puede ocurrir que durante un año o más, el fondo produzca pérdidas en lugar de ganancias por lo que estas estimaciones no serian del todo correctas pero lo que sí resulta evidente es la gran diferencia que existe entre aplicar uno u otro interés.

 

¿Hace falta tener capital ahorrado para beneficiarse de las condiciones del capital compuesto?

Por supuesto que no. Es posible ir haciendo aportaciones mensuales de forma cómoda y el impacto es mucho mayor. Para el ejemplo expuesto, si aportásemos mensualmente 100€ a un producto financiero con las mismas características al cabo de dos décadas habríamos obtenido 140.000€.

Para conseguir este beneficio el primer paso es abrir la mente al ahorro y establecer el hábito de forma mensual y el segundo, contar con un buen asesoramiento financiero que permita extraer el mejor rendimiento y multiplicar nuestros ahorros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Suscribirse a la Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.

* Campos obligatorios